Reseñas

BANGDAL – Bangdal

A inicios de la década pasada, pocos ponían en duda el lugar de Chile como gran referente de la macro escena del rap latinoamericano. En parte por una disminución del volumen de la producción local, como también por la consolidación de los pares venezolanos y colombianos, ese sitial hoy en día está mucho más disputado. Pero eso no debe quitarnos los ojos del under local.

Bangdal es el grupo que compone la fusión entre las letras de Seeerjú y la producción de Oushet, una extraña combinación donde probablemente lo único en común entre las rimas profundamente mentadas y los ritmos experimentales, es que ambos rompen cráneos.

Es lamentable la poca atención que ha merecido este proyecto debutante, pues es una propuesta fresca y sumamente masticada, donde cada detalle, incluyendo la portada, los conceptos trascendentes al disco y los videos publicados, poseen una estética cuidada y definida que juega con lo tradicional y el desafío de lo nuevo.

Mientras las habilidades métricas de Seeerjú traen líricas de denuncia, recurso sumamente explotado en el rap local pero aplicado con pluma hábil, sus letras se montan sobre ritmos fuertemente inspirados por las tendencia más actuales del rap de la década recién pasada. Esto último no es sorpresa considerando que Oushet participó en la musicalización de los últimos EPs de Rvyo (“La Niña Rayo”) y Jonas Sanche (“Aire”).

Son sumamente hábiles por separado, y, respectivamente, Seerjú y Oushet renuevan el ideario musical del rap local en las rimas y los ritmos. Pero además, Bangdal funciona como una mezcla de estilos orgánica. Probablemente la mejor forma de definir este EP y su reunión de estilos sea mediante su portada: una reinterpretación de lo clásico y popular a la luz de estéticas actuales. Una joyita que si no recibe el cariño que merece hoy, a lo menos tendrá que ser revisada como obra de culto en un futuro próximo.