Reseñas

chicarica – arde lento

Hace un par de meses veníamos anunciado que uno de nuestros proyectos favoritos dentro del sello Quemasucabeza era Chicarica, un grupo que dentro de la masividad que tiene el medio venía trabajando desde las sombras y generando expectación por lo que sería su primer LP. En ese entonces nosotros ya veníamos destacando algunas de las virtudes del grupo que a nosotros nos parecían suficientes para llamar la atención de más gente, y hoy un tiempo después de ya salido su primer LP, las conclusiones que sacamos son mucho más ambiciosas.⁣

El nuevo proyecto denominado “Arde Lento” es un giro completo a lo que estaba sucediendo previamente con Chicarica, dejando detrás de lado las influencias más grooveras de su sonido y dando un vuelco a una proyección de sonidos electrónicos que resaltan dentro de su minimalismo. Este cambio de rumbo y decisiones que se toman en el disco, resulta tan arriesgado como acertado, dando paso a combinaciones extrañas como lo es la inclusión de la siempre impecable rapera Catana que se escapa totalmente de los sonidos que acostumbra rapear pero que termina funcionando perfectamente. Y este tipo de sorpresas se irán dando constantemente durante el disco, dando paso a la experimentación del sonido, distorsionadolo junto a la voz de la excelente AK Lore y dando espacio a un ambiente tan incierto como melancólico.⁣

Todas estas decisiones resultan tan acertadas, porque parecieran ser un fiel reflejo del ambiente emocional que en Chile se está viviendo, un caos afectado por la incertidumbre post-estallido y en plena pandemia, por lo que por más que la forma en que se esté ejecutando resulte sorpresiva, la sensibilidad trabajada es una que se siente cercana para el oyente, y que representa el conjunto de emociones tan intensas que se están viviendo, que necesitan arder lento para procesarlas como es debido antes de vernos colapsadas por ellas. Y este trato de lo intangible de la experiencia desde una perspectiva arriesgada, es justamente lo que nos hacer ver una vez más con tanta atención lo que está haciendo Chicarica y que estamos seguros es el tipo de sensibilidad que necesita la música.⁣