Reseñas

En caso de emergencia rompa el vidrio

Argentina estrangulada se parece cada vez más a sí misma. Cambalache con el Papa, el Diego, piononos de vitel toné y un montón de hijos de puta que se proclaman en contra de todo. “Esto era un país” dicen los mayores con tanta razón como los que sostienen que es el mejor país del mundo. Solo una banda de hardcore perfectamente desconocida puede explicar qué es todo esto

Hace 10 años, se dejó una vara altísima para cualquiera que se siente a querer interpelar a alguien. “TRADICIÓN FAMILIA Y PROPIEDAD” es una expresión musical espectacular, grotesca, ofensiva de la mejor manera, desternillante, de fibra sensible y carne viva, una expresión de hartazgo y de saturación que a día de hoy es el sentir nacional argentino. En 2015 Javier Milei estaba más solo que loco malo, pero los D.U.H.A.L.D.E ya tenían preparado un grito de guerra: “EL INCESTO ES UN CRIMEN, PAGÁ TUS IMPUESTOS”.

Condensar la idiosincrasia argentina es complejo. Es un país donde la disputa de la historia existe desde 1810 y los estándares de vida cambiaron tan drásticamente en los últimos cien años que no tenemos la misma vara de otros estados, donde los modelos de países en lo ideológico, lo social y lo económico tienen fronteras definidas. Hay una clase media producto de la distribución del capital a partir de la década del 40, antes de lo cual la receta de “el granero del mundo” era una solapa para no decir que en un granero solo pueden vivir los terratenientes y las ratas. Esa distribución llevó a un crecimiento de la masa asalariada y de las urbes, a la formación de un mercado interno de consumo con demandas del mismo producto que antes circulaba libremente al exterior y a la pérdida de control sobre ese capital, decantando en una disputa del poder político entre desarrollistas y financistas que continúa hasta hoy. Esa masa asalariada que vio mejorar sus estándares de vida, sus capacidades sociales y sus niveles de control sobre su economía aprendió que todo esto en su vida era tan imponente como frágil, porque las decisiones sobre ese destino que vislumbra propio dependen de una estructura que constantemente trata de erguirse en bases de barro para luego autolesionarse en el desensamble.

Existe una Argentina bulímica, que se ve falta de todo, pero al momento de querer armarse y consolidarse considera que tiene demasiado y que eso que se ha consolidado es grasa innecesaria, por lo que lo regurgita hacia los rapiñeros a su alrededor. Este argentino considera y se sabe personaje principal y piensa que todo se lo hacen A ÉL. Estas son características que se retroalimentaron y dispararon en la última década con la infiltración propia de internet de la cosmovisión neoliberal, libertaria e individualista.

¿Qué tiene que ver esto con un disco de hardcore-punk?

La banda del conurbano sur-oeste D.U.H.A.L.D.E., un chascarrillo en nombre del ex gobernador bonaerense y presidente de jure con el formato de siglas típico del Buenos Aires Hardcore, comenzó su discografía con “Once De Molleja”. Obra que circula entre historias de un grotesco particular en clave comedia de shock, referencias a la cultura noventera y dosmilera argentina, particularmente a la televisión, política, fútbol y una irreverencia e iconoclasia algo bruta, pero no por eso menos filosa. Todo esto va montado sobre ritmos de rock pesado, punk, hardcore, dub y otros movimientos que le dan entre alta tensión, gravedad y muchísima mucha energía. Un poco es para cagarse de risa, hay absurdos intencionales, chistes internos, samples a discursos y programas de TV de amplia circulación, mentalidad de internet pre-radicalización, pero está hecho con una dedicación al detalle, una cohesión y una síntesis musical que bandas de mucho más público envidiarían. 

TRADICIÓN FAMILIA Y PROPIEDAD” se edita en 2015, antes que todos los pubertos (y pasados de hora) “DioS PAtrIa y FaMiLia” quisieran captar votos. Antes que se hablara de derechización de la juventud y no se la considerará solo estupidez. Es la muestra que si prestabas atención estaba todo ahí: Tradición, Familia y Propiedad era un grupo conservador fundado en 1964 y que grosso modo se condice con el gobierno actual. La diferencia con la actualidad es que había voluntad de decirlo en voz alta.

El espíritu que tiene es una evolución de “Once de Molleja”: también irreverente, también de shock, también cargado de ridiculez y absurdo, pero tiene un desarrollo lírico al que me gustaría apuntar cualquier día de mi vida. Es una aplanadora, es una topadora, es un rotomartillo y quiere cagarse a trompadas con todo. Es él que la vio venir, la semilla germinal del “gordo se viene”. Es una cruza entre el Manual de Zonceras Argentinas de Jauretche, la bronca y voluntarismo de Hermética y tu blog de memes favoritos. La hoguera de las vanidades de la Argentina moderna.

El álbum abre con un fragmento de entrevista en la que se advierte sobre la maña del caballo tobiano, aparentando mansedad para fulminarte cuando te acerques. ‘TRADICIÓN’ arranca a ritmo de chacarera en tambores y bajo para después cagarte a palos con acordes y batería a toda velocidad, coordinando en cortes, platos y cambios a la milésima. Las letras no son menos contundentes: “Es la tradición, una invención! una fiesta patronal de merchandising nacional”. Todo a lomo de en un pogo mental solapando con los acordes de Kapanga como remate. Te dicen lo que quieren decir y saben cómo.

Al momento de establecer “personajes” destaca la capacidad de perfilar y pintar cuadros de manera literaria, propia de un grotesco de Discépolo o Laferrere. Todo al trote, todo a trompadas, en tempo alto y distorsión como se muestra al hartazgo humano en ‘HOMO QUE NO SAPIENS (“Las facturas impagas que no quitan la amargura / de la faena conurbana clavada en el talón”), o la sexualidad trastocada por el porno de la gente rota en ‘ONCE DE MOLLEJA (“acabame, pegame, embadurname en tarta”; “perversión que no me mata, me hace mas débil”), con una vuelta más abstracta pero no menos concisa entre pausas y marchas en las estructuras del tema, como si volviera en sí mismo a darse cuenta de lo que está expresando. También están aquellos que son conscientes de su monstruosidad y la exhiben orgullosos, con el hambre de poder por delirios de grandeza, así sea en la forrada mas insignificante del mundo, con una velocidad y una desesperación en tonos y punteos que hacen a ‘DE MOLINETE una experiencia estresante y excelente.

Crear mis reglas y renunciar
Esconder el ancho y no sacarlo más

DE MOLINETE

Hay momentos de menos carga intensiva para darle un respiro al oyente, algunos casi de intermedios como ‘NIMO’, dedicatoria al panelista deportivo, la “perla negra” del fútbol, en una composición de guitarras como paredes y coros elocuentes como para gritar en una cancha, con solo de trompeta incluido, o ‘LOS PEDERRASTAS’ para calmar los ánimos con un reggae fusionado casi instrumental. Son las pausas necesarias para encarar piezas más intensas, para hablar de ‘FAMILIA’, una seguidilla de valores tradicionales (“Son todos putos menos mi viejo / Son todas putas menos mi vieja”) con esa misma rabia se monta en la abrasíon e incomodidad de un metal espectacular que, más que intenso, es violento y notorio. Como cantaba Guillermo Mármol de Eterna Inocencia, “La verdadera familia tradicional, es la que te asesina”. 

Todavía con más velocidad y más impresión es el cuadro abstracto ‘DIOS ES JUDIO’, una pieza visual y visceral, que aprovecha el hardcore a palazos y su distorsión para dar imaginario “TODA LA PLATA SE LA LLEVA SANTAOLALLA” y aprovechar el exacerbó para dar un gancho cómico “BUENOS AIRES EL CONDOR MAR DEL PLATA”. Es ridículo y está lleno de energía sin desentonar con el resto del disco, porque aunque sea todo rabia y frustración, como las que estamos viviendo a diario, tenemos el dilate del absurdo. Si ChaChaCha pudo, ¿Por qué D.U.H.A.L.D.E. no?

Hay otro ritmo en el ideario que se lleva adelante.EL PULSO’ y ‘NO ME IMPORTA’, un tributo a Ramones con participación de los referentes locales de Sur Oculto, empasta la cadencia musical en una clave más stoner, densa y pesada que no deja de sentirse en el pecho. Es una inercia indisimulable, no hay otra manera de expresarlo, no hay metáforas, soy esto, “no puedo detenerme”. Entre los retratos propios el mejor logrado puede considerarse ‘CAPITAL SIDERAL’, que con el rock a otra velocidad, sólido como una montaña y excelentemente ejecutado, hace una semblanza horrible y espeluznante de todo lo que consideramos “de bien”. Incluye lo que puede ser la descripción mas sintética del sujeto político actual: “Soy un hippie más / un nazi gentil / que no va a sufrir, sufrir”. No se detiene a considerar sus postulados, es totalmente naturalizado, casi con inocencia de no saber.

Dios del chinchón, soy superior
Un Jesús pintado de témpera gris
Una versión trucha de mi
Un simulacro de lo que fui

CAPITAL SIDERAL

El remate del disco en ‘EL EFECTO TEQUILA’ relata un cuadro ya visto durante la década del 90 que cada vez se ve más cerca, aniquilando con referencias y sentimiento de destrucción. “El Gordo Valor te roba los bancos, Silvio Soldán te menea con zancos”, reparte hard rock para todos los wines y conecta con ‘PROPIEDAD’ para terminar la trilogía del título a sabiendas de lo enfermo de todo el concepto. “La propiedad es re lega / es lo que yo compro para mi felicidad”, el último empujón de cinismo propio de personaje y un solo de guitarra demente.

Entre todo este compendio se esconde la otra referencia histórica… bah, ahora es la referencia actual. La siguiente es una prosa a chacarera del cantante Mariano Alvarez Coria, no puedo decir nada más elocuente que:

EL PLAN DE CAVALLO’ económico es inmejorable
El plan de Cavallo económico es inmejorable

Los ricos son buenos, los malos son pobres
una lucha perfecta metida en un sobre
Los marginados son un montón
obliguémosles a usar un condón

El plan de Cavallo económico es inmejorable
El plan de Cavallo económico es inmejorable

El ideal liberal es la moral
de los labios pintados y el arreglo floral
Adornemos las villas con mucho color
tirémosle agua y jabón

Chun Li, Chun Li, Chun Li, Chun Li!
Cuando juego al Street Fighter, elijo a Chun Li!
Bruce Lee, Bruce Lee, Bruce Lee, Bruce Lee!
Cuando voto a Cavallo pienso en Bruce Lee!

El plan de Cavallo

Que estas letras tengan casi diez años y no tres meses ya no da miedo. Al igual que el clima social en este momento, es una atmósfera de resignación y confrontación ante una identidad podrida e inconducente, un cúmulo de violencia contenida por nada más que el orgullo de no admitir errores. Ofrece una síntesis para cualquiera que haya podido salir del estado de obnubilación por la batalla cultural, la boludez de la lucha contra la casta o el pleno racismo maquillado de confrontación política con lo popular. No se viene a tender puentes. Solo se viene. SE VIENE.