Reseñas

Diamond & The Psychotic Neurotics – Stunts, Blunts & Hip Hop

Nos vamos a 1992 para comentar una de las joyas intocables del Hip Hop neoyorquino: El debut del rapero y beatmaker Diamond D, de la crew D.I.T.C.

Diamond D es uno de los grandes beatmakers que habitó y sonorizó Nueva York en los 90s. Entre connoisseurs su debut, firmado por Diamond and the Psychotic Neurotics, es un clásico de la Costa Este, aunque su difusión no está a la altura de ese título que sin dudas merece. En un año de transición para el sonido de NY, Diamond fue de los que mostró el camino hacia adelante.

Para 1992 la transición hacia el sonido frío de Nueva York estaba en marcha y los Native Tongues daban la pauta de los pasos que avanzaban el uso del sampling, los breaks y la complejidad de las rimas. El 22 de septiembre de ese año eso cambió. Esa vanguardia recibió feliz a nuevos aventureros con “Runaway Slave” de Showbiz & A.G y “Stunts, Blunts & Hip Hop” de Diamond D, las dos piedras angulares de una de las crews más emblemáticas de la historia del Hip Hop: Diggin’ In The Crates.

Stunts, Blunts & Hip Hop” expresa una versión amigable del insoportable “sex, drugs & rock and roll”, una rutina de marihuana y buenos ratos en el estudio que, de la mano de gente tan capaz, deja palo tras palo. Lo que hizo D con este disco fue fundamental para la proliferación de beatmakers que rapean, siendo inspiración para un linaje que, aunque no siempre sea brillante, tiene un entendimiento de los beats que les permite un swing especial. Diamond como MC tiene un estilo simple y efectivo, por el que da gusto dejarse llevar un rato. Por algo es The Best Kept Secret.

From the halls of Montezuma to the shores of Tripoli
My style slams, but some still want to get with me
I don’t understand, kid you just can’t see me
When my LP drop all my friends will want a freebie
Whether in a car or you ride the train
My style stands out like a vericose vein
So don’t front cause you know I’m the champ
Better off trying to buy a pack of Newports with a food stamp
‘Cause the odds are none
‘Cause like Jimmy Castor, I’ve just begun
Brothers can’t believe how the skills have gotten
Spicy as a steak with potatoes au gratin

Fuck What U Heard

El elemento que despierta pasión por este álbum es el nivel extraordinario de pistas. El debut se siente como un extracto al dente de la historia del beatmaking. Sus instrumentales explotan el sampling en esplendor pleno con el estilo neoyorquino que venía, pero con algunas reminiscencias de la estridencia del sonido de fines de los 80s. Diamond D como deejay y MC fue discípulo del catedrático de la Zulu Nation: Dj Jazzy Jay. Sus enseñanzas se transformaron en estas clases. Samples de funk, soul, jazz y blues rock con baterías, ya sean chopeadas o breaks, todo funcionando que da gusto. Así como en los clásicos de A Tribe Called Quest, uno siente que levita unos centímetros por sobre el suelo gracias a unos grooves ingastables.

Recomendación Extra: “One For All” (1990)

El debut de Brand Nubian también es una absoluta genialidad de los 90s tempranos, no tan recordada por la absurda cantidad de clásicos que vinieron después. Así y todo su frescura es ilimitada.