Reseñas

Diego Lorenzini⁣ –  De algo hay que morir

A propósito de una de nuestras últimas conversaciones con respecto a los Premios Pulsar y el reconocimiento de la música chilena en el 2019, a nuestro parecer uno de los personajes más importantes que les falto mención en categorías “relevantes”, fue Diego Lorenzini con su último proyecto “De algo hay que morir”. ⁣

La verdad es que Lorenzini no es un personaje nuevo dentro de esta hermosa ola de Indie chileno que se ha percibido en los últimos 5 años, de hecho con su proyecto anterior “Pino” en el 2016 ya nos dio una pista de cómo quería configurar este sonido distintivo a la música explosiva que podían estar haciendo otros referentes del momento como los “Niños del Cerro” y acercarse más al sonido acústico e influenciado por el folclore de “Los Tres”.⁣

Y si en su momento Pino funcionó como una alternativa interesante, lo que hizo con “De Algo Hay que Morir” es la consolidación de todo lo antes demostrado y llevado un paso más allá. Todo el carisma innato que Lorenzini posee, las narrativas y comparativas que genera en base a elementos cotidianos (como que tú amor es un billete de luca) y la creación de un imaginario donde todo se siente relativamente más liviano a la realidad que está reflejando, hablan de un artista que sin necesidad de pretensiones exageradas es capaz de relatar una realidad honesta pero atractiva. ⁣

Lo mejor es que este atractivo depende de uno, el cómo las historias que relata pueden chocar con las nuestras es la magia que su música esconde, ya que no se sienten como historias de películas que anhelan más a la ficción que a nuestra cotidianidad, sino como relatos que nuestros cercanos pueden contarnos, amoríos de Valparaíso y sueños de actrices recién tituladas, es algo que nosotros también podríamos vivir, algo de lo que nosotros también podríamos morir.