El mundo de Vytas Brenner: Druida del progresivo latinoamericano

Un pionero del rock progresivo en Latinoamérica que nos presentó la cara que no solemos verle a Venezuela, inspirándose en su música autóctona y su naturaleza

Un elemento fundamental de la música de Vytas Brenner es su amor por Venezuela, su fauna, su flora y su cultura. Incluso siendo que nació en Alemania, Caracas, ciudad a la que llegó junto a su familia huyendo de la guerra con dos años de edad, lo marcaría para siempre. Aunque sus estudios académicos los haya realizado en Europa y Norteamérica, la raíz de sus obras cumbres está plantada en Latinoamérica, tierra que era una enorme inspiración para él, algo que lo hizo diferenciarse del resto de músicos en la tendencia en mundial del rock progresivo. En sus trabajos, además de sintetizadores, teclados, bajo, batería y guitarra eléctrica, abundaban cuatro, arpas, bongos, quitiplás, maracas, guitarras acústicas, guitarras de doce cuerdas y congas, todos instrumentos con fuerte presencia en la región.

Esta inquietud, junto a sus capacidades compositivas, lo ha llevado a crear piezas verdaderamente únicas, especialmente durante los años 70s en los que editó cuatro discos de estudio maravillosos, dos en banda y dos como solista. Con esos álbumes se consagró y hasta día de hoy fanáticos del prog en todo el mundo admiran su trabajo. Incluso alcanzó un gran éxito comercial con una música que no tenía nada que ver con el canon del mercado, logrando llenar el Poliedro de Caracas, algo impensado en la época para cualquier artista local. El hecho de que un pionero regional en un género tan complejo tenga éxito económico es en gran parte gracias a disqueras que apoyaron su arte, consiguiendo frutos de una apuesta poco segura en cuanto a rentabilidad empresarial que hicieron Palacio de la Música en un principio editando Frailejón y Araguaney como simple. Luego Alvaro Tovar y Antonio Segura de Suramericana del Disco ampararon el proyecto editando los dos primeros álbumes: “La Ofrenda de Vytas” y “Hermanos”. También sería importantísima la familia de Cesar Roldan Senior, los dueños de Discomoda, el sello que publicó los discos subsiguientes, y finalmente, por supuesto, el productor de sus primeros álbumes y su hermano Haakon Brenner. Una pieza fundamental en su trabajo en la década de los 70s que a día de hoy administra el grupo de Facebook “Vytas Brenner” que es el lugar al que les recomiendo que vayan si les ha interesado el protagonista de este video. De paso, le quiero agradecer a Haakon que me asesoró para realizar este contenido, dando una ayuda infalible para que la información sea verídica. 

Volviendo a su historia, Vytas tuvo una carrera coherente con el camino que tomaron muchos músicos del rock sinfónico en todo el mundo. Dedicándose en los 80s a hacer discos más pop, con muchas más canciones cantadas y estructuradas de una forma bien accesible; finalmente en los 90s se interesaría en la utilización de secuenciadores para su LP “Amazonia”. Su último trabajo fue “Die Alemannen Im El Dorado”. 

Hoy sus grabaciones toman un valor agregado, ya que tienen un potencial espectacular para el sampleo y si no me creen a mí, les comento que en el último disco de Danny Brown, uno de los raperos más importantes de la última década, está el siguiente beat hecho a partir de un sample de ‘Sancocho de Médula’.

Hoy Venezuela es “el mal ejemplo”. Las derechas de toda América amenazan con que, si ellos no ganan las elecciones, el país puede ir rumbo a ser Argenzuela, Chilezuela u otros parecidos. Por supuesto que la dictadura que gobierna actualmente es nefasta, pero creo que es injusto con su población que el único tema de conversación sobre su nación sea ese. La obra de Vytas nos acerca a lo bello del país y creo que reconocer eso es culturalmente importantísimo. Incluso siendo que él ya denunciaba varias cuestiones durante su época de más actividad, como la creciente contaminación en ‘Agua Clara’ y también acusaciones al gobierno que tristemente siguen vigentes a día de hoy en la canción ‘¿Hasta Cuándo?’.

Sin embargo, repito que su gran valor para mi, en el presente, es presentarnos la belleza venezolana, la cual ha homenajeado constantemente a través de su música. Plantas como el araguaney y el frailejón lo han inspirado y también lo han hecho paisajes como la playa de agua, la playa morrocoy y el Cerro Ávila. Partes de una flora y fauna maravillosa que contiene la patria tricolor.

Un paseo por la discografía de Vytas Brenner

La Ofrenda de Vytas (1973)

El primer álbum es un ambiente de paz para todo aquel que le de play y lo es aun siendo un álbum muy dinámico. Es completamente instrumental y la proyección de Vytas y sus músicos muta entre un sonido de orquesta, uno de banda de rock y uno solista. La marea sube y baja, siempre con intervenciones muy cuidadas que se dan sólo cuando la música lo pide. Es una propuesta asombrosa que crea distintos climas cruzando percusiones e instrumentos de cuerda de un tacti orgánico con el sintetizador y piano de Vytas que construyen su perfil más progresivo.

Hermanos (1974)

Hermanos” sale al año siguiente que “La Ofrenda de Vytas” y si el primero retrata paisajes y las sensaciones que producen, en “Hermanos” el asunto se pone más aventurero. Se pierde un poco la parte folk del prog folk y las atmósferas se sienten más vivas, no son ambientes uniformes, más bien ecosistemas con incontables interacciones entre los distintos elementos. Es un disco increíblemente inmersivo, amazónico podríamos decir, con dos piezas cantadas espectaculares y muy inesperadas, ya que hasta el momento Vytas demostró que también era impresionante como letrista y no tenía problemas para expresarse con su voz.

Jayeche (1975)

Para el ‘75 Vytautas conformó una banda llamada Jayeche que lo acompañó durante sus próximos dos trabajos de estudio. El tener una formación fija estandarizó las intervenciones instrumentales y, a su vez, aportó algunas inquietudes nuevas. Pablo Manavello en guitarra, Carlos Acosta en bajo, Iván Velásquez en batería, “Nene” y Chu Quintero en percusión y por supuesto Vytas en las teclas. El primer disco del grupo es el más accesible de su etapa progresiva, especialmente para fanáticos del género, ya que las composiciones se ajustan más a los parámetros de la época, obviamente sin perder la personalidad autónoma de Vytas. Es un disco con exploraciones sinfónicas, estéticas espaciales y hasta un tema con toque bailable como es ‘Caracas para Locos’.

Estoy Como Quiero (1982)

Estos 3 discos que mencioné y el siguiente a ellos, “Ofrenda” (de 1976), son excepcionales y realmente obligados para cualquier fanático del rock progresivo. Sin embargo, quiero salirme de esa etapa que podríamos catalogar como su época dorada, porque ese es el espíritu de esta sección: No caer en lo obvio. Por eso quiero recomendar mi álbum favorito de Vytas en los 80s: “Estoy Como Quiero”. Un disco que también tiene cosas para ofrecer,  con grandes pasajes progresivos y una fuerte presencia de percusiones locales que tan bien le han hecho a su música. Mi momento favorito de este trabajo es ‘Dorado I’, el tema que abre donde escuchamos a nuestro protagonista con un sonido mucho más moderno, metiéndose en el terreno de la electrónica y augurando la nueva música.

Video original: