Reseñas

Hus Kingpin – Portishus

Hus Kingpin es un referente de larga data en el underground neoyorquino y su sonido más mugriento. Discos como “Cocaine Beach” y “End of a Decade” lo mantuvieron como un duro en los últimos años, pero con “Portishus” especialmente fue que le llegó una nueva tanda de público atraído por la premisa del álbum. Esto no solo es positivo para que siga aumentando la sustentabilidad del under, también funge como eslabón entre el Hip Hop y el Trip-Hop.

Por alguna razón ese movimiento genial de Bristol, Inglaterra, casi ni se relaciona con el rap ni su lugar de origen. Musicalmente está todo dado para que suceda, pero el hermetismo musical norteamericano es muy grande y, casos como el de “Portishus”, son excepciones. El resultado de estos acercamientos está a la vista: Suena excelente, además de ser natural y progresivo para la historia de ambas corrientes.

Hus tiene a Nueva York tatuado por toda la labia, pero aun así se interesó en hacer un disco casi en homenaje a Portishead y terminó con varios temas de antología, una de las mejores obras de su carrera. El toque de hielo que da esta influencia no es tan grande como para que se sienta experimental ni tan chico como para pasar desapercibido. Es alimento para enamorados del rap con un aditivo muy especial.