Reseñas

Kool G Rap &
DJ Polo – Wanted: Dead or Alive

Sin Kool G Rap no hay rap neoyorquino como lo conocemos hoy, es así de simple. Padrino del mafioso rap y uno de los más influyentes de todos los tiempos, a pesar de que no se lo reconozca tanto como merece. En ese periodo no tan estudiado del rap de New York (aproximadamente del ’88 al ’93), Kool G fue la llave para la transición del estilo old school de la golden era a una identidad mucho más callejera, trasfondos de gangsta-rap pero con un enfoque mucho mayor en el storytelling y el arsenal técnico que el que tenían en la West Coast, que venía acaparando la atención en ese momento.

Desde su LP debut con DJ Polo en 1989 hasta, como mínimo, «Roots of Evil» (1998) manufacturó pura y exclusivamente rap del más alto nivel. Cinco discos desquiciadamente buenos, siendo «Wanted: Dead or Alive» el segundo y, a la vez, el punto de inflexión donde moldea la esencia del sonido sucio que musicaliza Queensbridge. El álbum abre con ‘Street of New York‘, retrato hiperrealista de la marginalidad en esta metrópolis multicultural, y sigue con el track que da nombre al disco, donde narra una persecución a su intocable persona. Ya en las dos primeras canciones define el porvenir del mceeing en la ciudad.

Large Professor bendice el disco casi completo con su SP1200, motivos vertiginosos, bajos grosos y breaks de batería con 300 caballos de fuerza. Uptempos que van al cuello directo, tan buenos que opacan mucho a los pocos beats que no vienen de su propia cosecha. Lo que G Rap hace encima es extraordinario y, por sobre todo, material de estudio para rimadores en potencia. No solo por el contenido, también por las variedades rítmicas que crea por el uso y abuso de las sílabas. Combos que se imitan desde entonces:

Amazed, grammar plays like gamma rays
Chumps are caught in the blaze and dumped in ashtrays

Play it again, Polo

Los defectos del LP son casi todos productos de su época y no llegan nunca a tirar abajo la obra, cuyas virtudes son tan potentes que lo hacen magistral. Un gamechanger.