Perfiles

Men I Trust: buenas decisiones y un producto handmade

Algunos conceptos sobre la banda canadiense que aporta frescura desde Montreal

Men I Trust es una banda indie oriunda de Montreal, Canadá. Sus dos integrantes semilla, Dragos Chiriac y Jessy Dragos, se hicieron amigos en la universidad, lugar donde empezaron componiendo instrumentales de hip hop en sus tardes libres. Con el tiempo le fueron dando forma a aquello que estaban buscando, incursionando creando proyectos con un sonido más italo-disco y a esa vibra chanson française que a otra cosa.

Así se fue formando Men I Trust. Hicieron algunos proyectos, pero cuando conocieron a su entonces vocalista Emma Proulx vía Facebook, se dieron cuenta de que era el ingrediente estrella que les faltaba.  

Con sede en Quebec (desde donde guían su estética visual), traen una propuesta que parte de una filosofía de creación extremadamente DIY: son sus propios managers, se ocupan de su merch, dirigen sus videos y evitan el frenetismo impuesto por los sellos musicales. Su ascenso fue lento y laborioso, pero completamente propio, siguiendo ese ideal que apunta a que su música no se contamine en el traspaso de mano en mano de los diferentes factores del enorme canal que es la industria.

En 2014 sacan a la luz su primer EP, Man I Trust. Un año después sacan su álbum Headroom y en 2017, regresaron con su single ‘I Hope To Be Around, la preparación perfecta para lo que venía: en 2018, lanzaron ‘Show Me How’, el single que los catapultó a ser una de las bandas indie más llamativas y handmade de la escena.

Musicalmente emanan una frescura inmensa, manera en la que demuestran nuevas formas de explorar la vida y sumergirse en sonidos ochenteros marcados por riffs de guitarra, bajos hipnotizantes y sintetizadores minuciosamente elegidos para mezclarse con loops de armonías vocales que nos dejan como resultado sonidos suaves, melodías vibrantes y ritmos relajantes y sensuales, que nos hacen mover el cuerpo de acá para allá. Dulzura y despreocupación es el aura que dispara el dream-pop sedoso que sale de las manos de Men I Trust.