Reseñas

McKinley Dixon – For My Mama and Anyone Who Look Like Her

Desde colectivos como Native Tongues y Soulquarians han habido artistas comprometidos con plantar el rap como parte de la historia del folklore afroamericano. El pianista Robert Glasper ha explicado y ejemplificado cómo se entrelazan el Hip Hop y el jazz, Quincy Jones se adelantó a lo mismo en el ’89 con el disco «Back On The Block». Estos últimos años se han manufacturado obras monumentales como «Miles» de Blu & Exile y «To Pimp a Butterfly» de Kendrick Lamar, para las que ya no basta con las ideas de soul y jazz-rap: Gospel, blues, funk, R&B y todas sus micro-expresiones también son compatibles en estos discos.

 McKinley Dixon, MC virginiano prácticamente desconocido hasta este año, continúa este camino desde «For My Mama And Anyone Who Look Like Her» (Para Mi Mamá y Cualquiera que se le Parezca), uno de los grandes álbumes del 2021. Ya con el título Dixon demuestra su devoción por el hogar, su comunidad y su historia a través de una sensibilidad lateral respecto a otros portavoces, siendo especialmente vulnerable y empático. Entre vientos, cuerdas y coros que condecoran instrumentales de climas varios, McKinley pone la presión justa. Las palabras, vehiculizadas en un fraseo instintivo impecable, dan en el blanco, sea este un cuestionamiento tensionado como «You not the realest/ You know that, right?/ They not gone feel this/ You know that, right?» o un reclamo con alivio cómico del tipo de «Pardon my black ass, but my ni**as need therapy«.