Reseñas

Mitski –
Laurel Hell

Pocos artistas han amasado una discografía tan consistente, paseándose por distintos géneros musicales con gran éxito, de la manera en que Mitski lo hizo en la década del 10. Partiendo inicialmente como una cantante de Pop de Cámara para luego crear del Indie Rock más aclamado de la década y cimentar su discografía en “Be The Cowboy” (2018), su mayor éxito comercial hasta la fecha, amalgamando Art Pop con Indie Rock. En 2019, decide retirarse de la industria discográfica después de sufrir el constante escrutinio de la misma, dándole a su carrera una pausa.

Cuatro años son un intervalo gigante, y un testamento a la consistencia como su discografía nos tenía hambrientos por un nuevo lanzamiento. En 2022, hace su regreso a la industria musical después de este retiro momentáneo y nos ofrece “Laurel Hell”, en medio de turbulencias con su discográfica; aún así, Mitski se para firme y nos brinda su colección de canciones más inmediata, pegadiza, y al mismo tiempo, la más reposada y cohesiva hasta la fecha; aunque esto no significa que sea un trabajo que te revela sus secretos inmediatamente: su belleza se esconde en una travesía sonora y emocional. Aventurándose a través de los idiomas del Art Pop y Synthpop, con las influencias del New Wave que se venían mostrando en su disco anterior, la cantante japonesa-americana continúa sacando himnos al desamor, relaciones no correspondidas, vulnerabilidad y reflexiones de su lugar en la industria musical, contrastados con una paleta sonora vibrante en sus momentos más álgidos y complementando estos temas en los momentos serenos del disco. La dinámica del disco te lleva desde canciones en donde ella te eleva con su voz y su actitud, hasta canciones con un aspecto más confesional e introspectivo, influenciadas por el Ambient Pop.

En resumen, Mitski mantiene su paso firme como una de las caras del Art Pop, y con “Laurel Hell” abre las posibilidades para un mayor cruce mainstream o para explorar sensibilidades más experimentales. Pero lo que tenemos por seguro es que ella seguirá plasmando su música al mundo bajo sus propios términos.