Reseñas

Moby – Moby

Moby es muy reconocido por «Play«, su trabajo más icónico, sin embargo rara vez se aprecia todo lo demás que supo ofrecer. En 1992 empieza su carrera musical con «Moby» un debut de estilo que dista no solo de sus etapas posteriores teniendo en cuenta que ya lleva casi 30 años, sino que también se aleja de los trabajos que hace en el 93 o el 95 ya un poco más ambient. El lanzamiento de su álbum homónimo fue un poco en contra de la visión de lo que él quería para sí, pero Instinct Records tenía el derecho legal de publicarlo.

A pesar de que es un rejunte de sencillos que tenían mínimo un año de antigüedad, funciona. Logra darte una recarga de energía con un BPM alto en la mayoría de los tracks. A propósito de esto, en la edición alemana hay un track extra, ‘Thousand‘ que rompió el récord mundial del BPM más alto, 1.000, como su nombre lo indica.

Destaco la habilidad que tiene para crear leit motivs, como si fueran riffs de guitarra que uno puede tararear, ya sea con los samples de vocales o los propios sintes. Tiene una impronta muy noventera, construcciones melódicas estridentes y una batería que golpea duro en cada negra. Es claramente un estilo discotequero, al que estaba más cercano sobretodo a principios de los noventa. ‘Yeah‘, ‘Go‘, y ‘Slight Return‘ son para mí los puntos más altos del álbum, dejando entrever en ‘Stream‘, el último track, cuáles eran las intenciones de Moby para su evolución artística en los años siguientes.