Reseñas

N.Hardem – Verdor

Se dice que para realmente apreciar Machu Picchu hay que hacer una caminata de 7 días partiendo desde Cuzco, de la misma forma que lo hacían los quechuas hace cientos de años. De la misma forma, creo que una experiencia completa de “Verdor” incluiría varias horas de adentrarse en la naturaleza hasta llegar a este álbum-santuario.

Ahora a N.Hardem se lo siente realizado a fondo como artista. Su discografía era exclusivamente de EPs (todos excelentes dicho sea de paso) y con eso le bastaba para ser reconocido como un individuo especial en el Hip Hop hispano, pero ahora se comprende por qué demoró en hacer un primer LP. Sobra decir que la espera valió la pena.

Verdor” también podría estar en un listado de jazz, soul o hasta música de raíz, pero más allá de cualquier estilo que tenga impregnado, este es un disco (o mejor dicho EL disco) de N.Hardem. Un bioma musical familiar a la vez que original, con una riqueza inspirada en lo que el mismo llamó “El Último Mundo Que Le Perteneció A Los Humanos” (dicho para la excelente entrevista-reseña que hizo Santiago Cembrano para HJCK). Una antología de músicas analógicas afroamericanas (comprendiendo América entera) que ayuda a entenderlas como un todo, conectadas espiritualmente en signos auditivos. Una energía sustendada en parvas de arreglos, pasajes, detalles, rimones, silencios y otras delicias llenan el disco de satisfacciones musicales.

Trazos de mandalas en mi manto, es todo polvo de diamante
Frío zumo de arándanos altamente antioxidante
Anti-Occidente arrogante
Pero antes del accidente no hubo acceso al gigante

Virgo

El Hip Hop nació en Nueva York, metrópolis hiper densa con un clima bipolar y carencias a mansalva. Hardem lleva eso a un polo opuesto, a biomas donde la humanidad apenas dejó una huella. “Verdor” es un encuentro con la paz, esté donde uno esté, este talismán va a ayudar.