Reseñas

Ríal Guawankó –
Otro Día Más

Kenys Santiago es el hombre más sofisticado del rap latinoamericano. Un favorito de favoritos, versátil como pocos y con una voz inconfundible, de seda firme capaz de cantar, relatar y rapear. Hace hazañas de forma muy natural, que uno solo percibe parando bien el oído. Formas de impostar, modular, pronunciar que generan cambios sutiles en las palabras que favorecen la musicalidad. Algo en particular que hace son pases de español a inglés y viceversa como si fuesen la misma lengua, está tan camuflado que uno no se da cuenta; realmente no escuché a nadie en el mundo que lo haga tan fluido como él, a lo sumo Kali Uchis.

Ríal es originario de Los Teques reivindica la música de nuestra región desde su a.k.a, incluso teniendo un clásico del Hip Hop de acá en homenaje a la sazón local: “Latin Jazz Rap” (2013). Esto no solo está presente en sus beats, también en la identidad de sus letras, representando historias de vida durante la terrible crisis venezolana. Junto al Dojo, sello y crew del que es parte desde el comienzo, en 2019 publicaron “Worldwide”, siendo una voz para los migrantes de Venezuela en todo el mundo. En el segundo disco de ese álbum aparecía una búsqueda sonora muy respaldada por él, Lou Fresco, Willie DeVille y Oldtape principalmente: Sintetizadores ochenteros y bandas sonoras que conformaban lo que bautizaron como rap cinematográfico.

En “Otro Día Más” aparece toda esa estética proveniente del sci-fi, synthwave y demás movimientos que inspiraron su sonido con El Dojo en tracks de la talla de ‘Turbo’ y ‘Genius’; incluso un tema del nuevo LP se llama ‘miamivicelovescene’. El gran planteo sonoro fue amalgamar esto con el latin jazz y todos los estilos caribeños que Ríal siempre honró. Una fusión tan extraña en la teoría la consiguió de una forma tan orgánica que sorprende. Son años desarrollando una idea, trabajando todos los beats él mismo excepto ‘Lucha X las Lucas’ por Elias Roca, y este es el resultado. Como todos los trabajos de Kenys, en cada escucha crece la apreciación por la manufactura sonora de lujo, digna de una generación de beatmakers venezolanos que están en la cima de Latinoamérica en lo que respecta a esta disciplina.

Por su fusión tan original de estilos y su historia viviendo como inmigrante en Colombia, entre otras vivencias personales y gajes raperos, creo que “Otro Día Más” es una escucha necesaria para cualquier interesado en la música latina.