Reseñas

Taana Gardner –
Taana Gardner

Advertencia: Contenido para mayores de 18 años

El caso de Taana Gardner es uno muy ilustrativo de la industria del disco. Ella y sus músicos lograron una de las mejores obras de todo el género sin ganar verdadero reconocimiento o éxito económico. A pesar de su claro potencial para estrella de los 80s, su carrera se disipó al poco tiempo. Hasta sería natural que este material no exista, ya que el sello West End, de los más influyentes del disco, se dedicaba casi exclusivamente a lanzar singles de 12». Por suerte para la historia “Taana Gardner” sucedió.

Ni Prince, ni Madonna, ni Donna Summer alcanzaron tanta intensidad orgásmica como Taana en ‘When You Touch Me’ y ‘Work That Body’. Sexo en 12 pulgadas. Pasan las décadas y este par de hits no dejan de empañar y acalorar los ambientes donde se hagan sonar. Dos clásicos de la última hora del disco norteamericano retocados por el mítico DJ Larry Levan, especialmente preparados para pernoctar en Paradise Garage, discoteca hija del sello West End.

Las otras tres piezas que completan la obra cumplen con el difícil trabajo de estar a la altura. No estarán adelantadas en el tiempo a las maratones de baile en fiestas de electrónica como las dos canciones protagonistas, pero son funktásticas composiciones de Kenton Nix sostenidas por las inmejorables vibraciones del bajo de T.M. Stevenson.

Una vez escuchado todo, se vuelve una pena no volver a darle play y retomar con ese trance jadeante de éxtasis que nos convierte en adoratrices de los placeres capitales que da la voz de Taana Gardner.