Reseñas

Tigran Hamasyan – Mockroot

Y si la música es buena me traslada al lugar de donde sale

-Original Juan

Tigran fue criticado por varios por aún “no tener voz propia”, pero para mí este disco demuestra que trae algo nuevo a la música actual. Por supuesto, sus influencias están presentes (las métricas y recursos del jazz contemporáneo y el rock-metal progresivo y los climas del jazz escandinavo), pero el pianista mezcló esos recursos con la música de sus raíces y el resultado es este discazo que nos lleva directamente a Armenia.  

El álbum, de 2015, es el sexto disco de Hamasyan y su debut en el gran sello Nonesuch Records. En la mayoría de las canciones recorre distintos géneros y climas, desde los más tranquilos, con el piano de Tigran y alguna voz que acompaña la melodía, hasta los más rockeros, donde la batería y los sintetizadores muestran el enorme rango dinámico del grupo. Tigran está al frente de la banda con piano, voz y sintetizadores y lo acompañan un bajista estadounidense y un batero alemán, además de invitados que sobresalen como el saxo de Ben Wendel y la voz de Areni Agbadbian.

Impacta especialmente el aspecto rítmico de la música, muy influenciado por sus colaboraciones anteriores, con artistas que dominan las métricas irregulares y las rítmicas complejas dentro del jazz contemporáneo, como lo son Ari Hoenig y Ben Wendel. Por otro lado, muchas de las melodías muestran no sólo la versatilidad de Tigran como compositor sino también como pianista, tocando desde un arreglo de una canción tradicional armenia hasta los pasajes más laberínticos del disco donde perdemos noción de cómo contar o bailar o seguir lo que están tocando.

 Tigran Hamasyan puede sentarse a tocar jazz, música folklórica armenia, música clásica o rock progresivo y lo va a hacer impecable. «Mockroot» es la fusión de todos estos estilos en doce canciones.