Reseñas

ToteKing – Lebron

De toda la época de fines de los 90s y principios de los 00s, la tradicional del rap español, nadie se conservó tan bien como Tote. Empezando porque no solo se mantuvo: Flows, barras y producción han mejorado ineludiblemente. Lo demuestra a cada single y especialmente en su álbum de 2018.

Llegó a una madurez artísticamente en la que va dejando un poco de lado la competición porque si, para dar lugar a las descargas introspectivas. Incluso el egotrip funciona para expulsar lo que le carcome por dentro; “Es quién quiere pelea pal’ título y no está ni en el ranking/Y son más malos que mi disco El Lado Oscuro de Gandhi”.

El pico expresivo de esto es ‘Bartleby & Co.‘, donde desnuda el alma y confiesa la presión que le genera estar en la cima. Una catarsis en la que desembocan sus deseos constantes de dejar el rap.

No puedo evitarlo, siento celos
Del aura de alegría que desprende el camarero
Mi oficio me ha dotado pa’ alegrar tus días tristes
Pero jamás podré confeccionar sus chistes, créelo

Revisita toda su carrera en ‘Puzzle‘ y se desencuentra en los métodos actuales de llegar al éxito “No tenemos tiempo pa’ buscar retuits, estamos buscando samples”. También hay profundidad estructural y lírica en ‘Mi Colega‘, dedicado a su difunto padre.

«Lebron» es extremadamente deportivo y es muy difícil ganarle barra por barra: “Mato el game como el SIDA en los 80s”. Pegándole a las nuevas generaciones ironiza sobre los tantos que dicen ser los mejores en su primera canción y también hay palos para seguidores de Paulo Coelho. Todo de la mano con un estilo del rap clásico con rimas difíciles y referencias al basket, artes marciales, cine, literatura, cultura pop y, obviamente, rap.

Tote con su condición de veterano brilla en todas las canchas, trap, boom bap y fusiones varias, descociendo cualquier pelota que le den DJ Rune, Príncipe Palanca o Stash House. Esto incluye bases de lo más pesadas, inspiradas en su amor por el stoner rock.