Reseñas

Wizkid –
Made in Lagos

La potencia musical de Nigeria no es novedad, sin embargo en su presente están logrando una expansión cultural fortísima. El movimiento Alté es toda una referencia cultural en la región y el afrobeats (si, con ‘s’ al final) se afianza cada vez más en África y Europa. Este género reciente que toma de los afroestadounidenses el R&B y el Hip Hop, el dancehall de los jamaiquinos y el afrobeat de su propia tierra. Una confluencia musical donde toda la descendencia retroalimenta un nuevo estilo originario del occidente africano.

Burna Boy y Wizkid son los dos exponentes de este ramo que mejor equilibran el éxito comercial internacional (habiendo colaborado con Drake, Skepta, Metro Boomin, Jorja Smith, Stormzy y más estrellas tanto británicas como norteamericanas) con la calidad sonora. Aunque a gusto personal creo que Wiz se le adelantó un paso el año pasado con el álbum «Made In Lagos«, que es el perfeccionamiento de su fórmula pop amistosa. Para esta antología el nigeriano expone su buen gusto en canciones perfectamente accesibles para toda la familia. Sin necesidad de inventar la rueda entrega una experiencia disfrutable y fresca con un trabajo fino en materia de producción, feats e interpretación vocal.

Es motivo de celebración que, después de tanto tiempo, el éxito nominal de la música africana le pertenezca a los africanos.