Reseñas

Crónicas de esquina

En referencia al mítico disco de Boogie Down Productions, Solok.Os narra sus historias sobre las bases de Sabiobeats, transportando la esencia callejera del gangsta rap neoyorquino con una premisa clara en mente: hacer el disco más grimey de España

Como si de una crónica se tratase, K.Os nos relata  a través de letras sus vivencias y las de gente que no tuvo otra salida que la delincuencia. Las temáticas oscuras y políticas del disco tienen un contrapunto con audios de WhatsApp, llamadas o skits, que le agregan un toque humorístico que disipa las temáticas oscuras y reivindicativas de “CRIMINAL MINDED”. Junto a Sabiobeats consiguen mezclar el sonido crudo del rap de los 90 con la hostilidad de interpretaciones del grimey modernas como las de Westside Gunn, llamando la atención de tanto las leyendas como la nueva era y abriéndose paso en la escena.

Solok dejó de lado su etapa de batallero en competencias de freestyle y firmó su esperado álbum debut, aunque según él este disco no representa toda la diversidad en cuanto a estilos que nos puede ofrecer. La dirección oscura que ha tomado ha sido principalmente influenciada por Sabiobeats, productor de todos los tracks del proyecto, fan confeso del rap de K.Os y colaborador de leyendas como Lil Supa’ en su último álbum “YEYO”. Esta conexión genuina se puede ver en las canciones del disco en las que el rapero de Vic y las bases de Sabio se complementan perfectamente.

El LP abre con una introducción del rapero colombiano Niche Ls, que con su voz gruesa presenta la mentalidad que se muestra en todo el álbum: “Cuando por fin pudimos obtener conciencia sobre lo que estamos por vivir nos dimos cuenta de que ya no teníamos otra opción… es subir o bajar, es vender o comprar, es matar o morir”. Tras esto empiezan los raps de Solok con el tema homónimo ‘CRIMINAL MINDED’, y que, junto con la outro, son la canciones con más significado de todo el proyecto. Es un cómputo de sonido y la mentalidad criminal. Una instrumental oscura con una batería seca y acordes inquietantes deja a K.Os en una posición perfecta para demostrar su rapeo con un largo verso en el que habla de racismo (“[Por] Todos los años de opresión, pues toma este es el resultado”) y los barrios marginales, con una de las alusiones más simbólicas de la obra con “Good kid in a mad city, algo del palo, hood kid in a bad city”. Las reflexiones sobre la discriminación, los complejos sobre tu propio cuerpo generados por el racismo o el no poder cambiar factores de la vida por mucho que queramos nos preparan para el contenido que se avecina a lo largo del álbum a modo de preguntas, analogías o comparaciones directas a la cultura estadounidense.

Plagada de referencias a la NBA, al entretenimiento y al crimen estadounidense está la canción ‘SACRAMENTO’, que cuenta con las apariciones de D.Phillips y la leyenda ToteKing. Solok.Os cuenta en una entrevista que desde pequeño lo que se veía en su casa era la MTV y que en la música, por influencia de su padre, siempre ha estado presente el rap. Así se puede entender de dónde sale esta admiración y conocimiento de una cultura que estaba aún bastante alejada de España a principios de los 2000. Que el track abra con un sample de Biggie, una de las mayores referencias que K.Os cita al hablar del proyecto, sobre un piano tétrico y punzante marca el tono de la canción, un viaje a los discos de Wu-Tang Clan, N.W.A y demás raperos que fueron precursores de ese sonido grimey que ahora está tan en alza con colectivos como Griselda. La colaboración de D.Phillips comienza esta celebración de menciones a personajes célebres de Estados Unidos como Kobe Bryant y su partido en el Rucker Park, una de las canchas callejeras más populares de toda Nueva York, o Dapper Dan, el icónico diseñador de Harlem cuyas piezas crecieron a la vez que la cultura Hip Hop. Este primer verso acaba con una mención a Son of Sam, uno de los asesinos más sonados de los 70s y da paso a la parte de K.Os, que se ajusta perfectamente al beat y deja una de las líneas más potentes del proyecto: “Hijos de las circunstancias y madres trabajadoras / Intento doblar mis barras para que ella no doble horas”. Llegados a este punto entra Toteking a dinamizar el tema con ese estilo y flow tan único del rap andaluz y con las referencias de fanático del basket a las que nos tiene acostumbrados. 

Empecé el cacho ayer cuando el derby entre Knicks y los Nets
Y terminé el verso antes que Kyrie Irving metiese treinta y tres

ToteKing en Sacramento

Para ser su álbum debut, Solok.Os ya consigue el respeto y apoyo de parte de tanto la nueva escuela y los raperos clásicos. No solo el ya mencionado Toteking, también Dano, que siempre está detrás de las nuevas generaciones y es un deleite escucharlo adaptarse a todos los estilos que le pongan por delante. Ya no como colaboración, pero sí en forma de audio y cameo estelar, está Kase.O, que es posible que se haya visto reflejado en K.Os por la crudeza a la hora de rapear. Por otra parte, de la nueva generación underground se han sumado Nico Miseria y SD Kong, que aportan una elegancia y sutileza muy característica de ellos como contrapunto a la agresividad de Solok.

Un momento muy destacable en el proyecto es ‘4:46’, pieza clave en el tracklist ya que separa toda la parte en solitario de las colaboraciones. Con el título ya se puede intuir que Biggie vuelve a aparecer, está vez con una interpolación de su canción ‘Warning’, cuya primera barra le da nombre a la canción y que quizás te suene porque Kanye hace la misma referencia en ‘Get Em High’. Aquí la capacidad de Solok.Os de contar historias e interpretar distintos personajes en sus versos sale a relucir. El MC recrea una conversación y situación en la que planean un asalto e intercala las perspectivas de los dos en el rapeo. En la segunda parte de la canción ya se corta la llamada y empieza uno de los versos más rudos e impactantes de todo el disco, en donde se nota la crudeza y la potencia en la voz de K.Os mientras habla de amenazas, robos y tráfico de drogas.

Una vez hubo una testigo en un robatorio
Vic se encargó de que expirara el plazo probatorio
Le recordó que tiene un perro y un novio
y que si los aprecia no va ver un testimonio
Se lo dijo mirando a los ojos y con la glock en el coño
caso resuelto salió absuelto.

4:46

Esta faceta de narrador se complementa con los skits que aparecen en la mayoría de canciones. En esta última, ‘4:46’, se usa un audio como outro en el que una chica presencia un robo en pleno camino al metro, algo que es más común de lo que parece en los entornos que menciona el disco. Entre STREET LESSONS y ‘BRANDON LEE’, con Dano, se pueden oír de vuelta dos perspectivas, la de un grupo de personas que le rompen la ventanilla del coche a Solok en un intento de robo y la del propio K.Os en conversación con Sabio para que avise a Danilo de que no puede ir al estudio por tener que ir a reparar el coche. En el segundo track, ‘CRIMINAL MINDED’, se oye al final una noticia que resume los eventos de la canción y que alerta del aumento de robos en la zona. Todos estos relatos no son obviamente reales al 100%, K.Os menciona que para él esto del rap puede ser contar tus propias historias, las de otro o las que te imagines tú en tu cabeza y que no importa que no todo sea real porque un punto de ficción ayuda a que se cree esa atmósfera de película que rodea al proyecto.

Estos skits nos recuerdan a los clásicos del rap, “Death Certificate” de Ice Cube o “Whut? Thee Album” de Redman entre otros, y, por lo tanto, a lo oscuro de estos discos, a lo grimey. El slogan, si se le puede llamar así, del proyecto es “el disco más grimey de España”, y tanto Solok.Os como Sabiobeats lo han llevado de bandera en todo el proceso de creación, poniendo una visión y un objetivo claro sobre el álbum.

La teoría es muy bonita, pero lo que queda preguntarse ahora que ya ha salido es: ¿es realmente “CRIMINAL MINDED” el disco más grimey de España? En los últimos años se han lanzado muchos álbumes que ajustan a la descripción: “Dogma” de Ergo Pro y “Body Bags” de N-Wise Allah y Dj Swet en 2020, “Armecaso” de Enjoy Canoa y Dj Plm del 2021 o “TESTIMONIO 2” de Dheformer Galinier en 2022. Estos álbumes pueden parecer distintos a simple vista, pero todos coinciden en las atmósferas tétricas que generan sus beats. Está característica también se encuentra en el disco de Solok y Sabio, pero sumada a un delivery seco y lineal en el que se nota la rabia del rapero sobre los temas que trata, algo que no se ve en otros álbumes del panorama. Por ejemplo, mientras que Enjoy Canoa intenta poner muchos contrapuntos en sus versos entre su voz aguda y la oscuridad de los beats, Solok.Os consigue hacerse uno con la base y ensalzar la crudeza y tenebrosidad del disco. De esta forma Solok define su factor propio, su seña de identidad que lo distancia del resto de raperos y lo hace único.

Hacia el final del tracklist se puede notar como la dirección cambia, no drásticamente pero cambia. ‘TRUST NOBODY’ es un caso particular, la colaboración de su novia Nessa hace que K.Os se tenga que adaptar a la única voz femenina del proyecto y a un estribillo relajado y cantado, sin dejar la temática del barrio y la inseguridad que se vive en él. Para ‘STREET LESSONS (Young Gods)’, Solok también se deja llevar, esta vez por Nico Miseria que nos regala una introducción a capela que nos recuerda a su propia discografía, a canciones de “El Periplo del Héroe” especialmente, robándose la atención e introduciendo los versos de Solok.Os y Ezdo Marchito. En la penúltima canción, ‘BRANDON LEE’, el estribillo de Dano, uno de los momentos más memorables del álbum, es suave y portamelodías que son el adorno perfecto a la rudeza de los versos de K.Os. Estas canciones dan otros enfoques sonoros que le dan la fluidez que requería el proyecto al estar tan basado en un estilo muy concreto. Otra de las funciones que tienen es presentar al artista, algomuy importante en un álbum debut, ya que es la carta de presentación de un cantante a la mayoría del público, y Solok.Os lo sacrifica para hacer un proyecto más cohesivo en el sonido y con una visión definida.

Finalmente en‘CHOSEN ONES (Black Excelence)’, K.Os y Sabio invitan a la leyenda DJ Swet a los platos en una reflexión y una suerte de desahogo que culmina el disco de la mejor manera. Nacido en Alemania y criado en Barcelona, el rapero ha tenido que sufrir racismo alguna vez y así lo expresa en esta canción: “Fuimos los primeros en pisar la tierra / al segundo le dolió y vino a robar nuestras perlas”. No solo la discriminación racial era un problema para Solok, la pobreza en la que vivía también hacía que la gente más adinerada, a los que trata de “cayetanos”, lo tomaran como un loco. Ahora que uno consigue algo de fama y reconocimiento la cosa cambia y el rapero se sorprende de los mismos que antes lo rechazaba ahora le piden fotos y escuchan su música en los barrios adinerados: “Lo que era for the means streets, ahora se escucha in the main streets” (mean: malvado; main: principal). La forma de terminar el proyecto también es muy significativa, K.Os se despide y da paso a una voz femenina que dice que hay que sentirse orgulloso y reivindicar lo que uno es, rematando un álbum lleno de entretenimiento, sociología pero sobre todo barrio y delincuencia, que culmina con la impactante frase “We made it, we black excellence” (Lo hicimos, somos excelencia negra).