Un laboratorio musical abierto: Marilina Bertoldi estrenó Dúo Set

Con versiones más íntimas de su discografía en dos fechas seguidas el viernes 6 en Comodoro Rivadavia y el sábado 7 de octubre en Trelew, Chubut, Marilina Bertoldi inauguró su nuevo formato gira DÚO SET

Fotos: Lala Eraso (@gualalong).

El pasado fin de semana Marilina Bertoldi estrenó junto a Edu Giardina su dúo set, en el cual nos acercan una propuesta que repasa perlas de su carrera musical de una manera distinta a las versiones que nos encontramos en sus otros recitales. El formato dúo set, además de ser cómodamente transportable a ciudades con públicos más chicos, les da la posibilidad de explotar escenarios con sesiones experimentales, donde vale la espontaneidad, la creación despreocupada  y la conexión con el público en un simple acercamiento. Quienes fuimos partícipes de este momento a solas con ambos, podemos dar fe de que en ese tiempo juntos se rompe toda la pretensión del vínculo artista-oyente, ya que son ellos quienes se acercan a nosotros desde lo más genuino del espectro musical.

Marilina Bertoldi es una cantante, compositora y guitarrista argentina, oriunda de Sunchales, Santa Fe. Sus haceres en la música latinoamericana entienden de esparcir semillas por cada tierra que camina: nadie que haya ido a un concierto de Bertoldi se va sin ganas de agarrar una guitarra e intentar imitar la magia que destila ella. Más allá de haber sido galardonada con significativos premios como el Gardel de oro por su tercer álbum de estudio «Prender un Fuego«, Marilina se lleva un premio mayor: es una de las mujeres que nos hizo vibrar y querer vivir el rock a las chicas. Junto a Barbi Recanati, Paula Trama, Paula Maffia, Lucy Patané y su hermana, Lula Bertoldi (entre muchas más y grandes artistas) se posicionan como las mujeres que desde su impronta nos hacen creer en un rock posible para las mujeres que comenzamos a caminar los terrenos de la música y a su vez, entendemos de los baches que nos imponen en el tránsito por ser mujeres en una industria en la que constantemente buscan boicotearte.

Este nuevo formato de show consta de una hora y media donde Marilina y Edu confluyen, improvisan, mezclan y crean barbarie y sorpresa. Esta última, se da en momentos en los que Edu tira beatbox, Marilina descose a golpes contundentes la batería y nosotros no damos más de encantamiento. Las versiones que nos sirve este dúo intervienen los clásicos hits de la mostra, y es esto, sumado a la espontaneidad y facilidad que tienen ambos para crear musicalmente de manera despreocupada y que el producto final sea impecable, lo que mantiene al espectador enchufado de comienzo a final. Acá, sonidos experimentales, volátiles y fuertes.

Fotos por Lala Eraso (@gualalong).

Edu Giardina (baterista, compositor y multi-instrumentista argentino) parece haberse confeccionado a medida para este proyecto. Desde su espacio, acompaña y motiva los característicos riffs y voces de Marilina con baterías, guitarras y looperas que le permiten crear atmósferas de sonidos marcados y sólidos. El producto final es un laboratorio a puertas abiertas, donde ambos fluyen entre sonidos etéreos y un aura de éxtasis absoluto para el espectador.

No hay otras palabras que definan de manera más justa y decisiva este proyecto que no sean experimentación y éxtasis. Quien en sus shows masivos se presenta trajeandose de ella misma (ya frontwoman) en las pilchas de sus girlies favoritas de la música, acá nos permite ser contemporáneos a otra faceta de ella, donde no pierde lo volátil de su impronta pero nos permite sentirnos más cercanos a la vorágine musical que la caracteriza. 

Fotos por Lala Eraso (@gualalong).

Acerca de esto, Marilina nos menciona en el show «Gracias por venir a escuchar estas versiones, que son distintas a las originales. Queríamos experimentar con esto y salimos a dar la vuelta«. Una de las reversiones más llamativas de la noche fue ‘Enterrarte‘, ahí nos encontramos en el clímax propiciado por la intimidad entre ella y nosotros. Acá, Edu se despliega del escenario y Marilina queda a solas con su guitarra, creando una atmósfera de amor etéreo para todos los que estábamos en la sala del Teatro Verdi. 

El show corre rápido y nos deja con la garganta seca: queremos más. Este sentimiento de querer viene abrazado a la fuerza que impone Marilina sobre el escenario y al tocar cada instrumento, solo ella puede hacer vibrar de esa manera las paredes del teatro de un pueblo sureño.

El Dúo Set de Marilina y Edu seguirá la gira por el norte argentino, Buenos Aires y más allá: Bogotá, Asunción y Montevideo entre otros de sus destinos., pero en el sur logró volar pelucas y aprehender almas a través de un producto sólido a nivel sonoro, visual y emocional.