“Es una carrera más de resistencia que de velocidad” Gato de 107 Faunos sobre el regreso del FestiLaptra y los 20 años del sello

Un recuento histórico de qué sucedió con la música argentina en el segundo año de la pandemia.

El Festilaptra nació por una idea de querer juntar a los amigos de un mismo sello en un mismo lugar. Primero se pensó como algo imposible. Había demasiadas bandas, personas e ideas y hubo muchas discrepancias, pero cuando por fin se pudo organizar en 2011 con dos escenarios en Niceto Club, fue un éxito. Al año siguiente tuvieron que cambiar de sede al CCKonex porque sobrepasaron la convocatoria. Durante siete ediciones se mantuvieron vigentes junto a bandas del sello de La Plata y también muchas externas, incluyendo invitados internacionales como los norteamericanos Winter y Los Zapping de Perú. Después de siete años de interrupción, vuelve el próximo 17 de febrero en el Konex con un lineup intergeneracional que va de Santiago Motorizado a Nina Suárez y la vigencia como uno de los festivales más importantes para la escena indie local.

El sello Laptra, al igual que su festi, surgió de una necesidad de crear una escena y hacer a las bandas más visibles. No es sólo la música lo que los unió, si no las ideas de cooperativismo, apoyo mutuo y lugar de encuentro. Muchos de los músicos se conocieron en la facultad y el barrio. “En el fondo somos marxistas” dice Gato de 107 Faunos, una de las bandas con más trayectoria de Laptra, con cinco discos editados, un EP y numerosas giras dentro de Argentina y Europa.

Que hayan pasado siete años entre la última edición y esta que está por ocurrir se debe a diversos factores. Uno es el crecimiento desigual de El Mató a un Policía Motorizado, banda cabecera del sello Laptra, con respecto a otras. Gato cuenta que “pensamos llevarlo a un microestadio, estuvimos viendo variables antes. Últimamente está tocando Santi solista entonces esa faceta la resolvimos un poco por ese lado, teniendo en cuenta que alguno de los chicos toca en otras bandas, pero básicamente no podíamos dar con el lugar, que es un problema bastante común cuando hay diferencia de convocatoria en diferentes ambientes”.

Volver de la pandemia también fue todo un desafío. Para Gato hubo un crecimiento de convocatoria en todos los niveles y en distintas escenas, incluso algunas nuevas, sumado a un impulso por hacer y encontrarse. “La pandemia fue como una olla a presión. Dio ganas de volver a encontrarse. También pasa que las modas tienen como una trayectoria medio de boomerang. Se pusieron de moda cosas que eran populares hace veinte o treinta años, porque la nueva camada de indie de ahora no sé sienten algún parentesco con Laptra”, piensa Gato. Si bien no ve una relación lineal con la nueva camada del indie argentino, reconoce que han marcado un precedente a la forma de hacer las cosas. Dice que quienes conforman al sello Laptra siempre tuvieron respeto por sus predecesores, habla de Suárez, Bochatón y también nombra a quien es ahora un compañero de sello, pero que “en el 99 era mi ídolo”, Javi Punga, fundador del sello Chonga diez años antes de que nazca Laptra: “si me preguntas a mí, yo quería hacer algo como lo que hacía Javi Punga”.

Si bien Gato habla de las modas que vuelven, también mira y escucha lo que pasa en el presente musical y en el mainstream. A nivel musical no se cierra a la hora de experimentar con sonidos sacados del trap y lo podemos escuchar en su proyecto solista (bajo el nombre de Gato 107) o en el single de 107 Faunos ‘Promesa Feliz’, donde se escucha una voz autotuneada durante todo el tema. El platense aclara que “Esa canción se desprende de mi proyecto solista, que podemos decir es más urbano, empezó porque estaba componiendo con la compu y había cosas imposibles de llevar a la banda”.

Gato no reniega de su trayectoria de más de 20 años pero se pregunta, ¿cuándo me hice viejo?¿cuándo estos nuevos pibes se darán cuenta que no les falta tanto para serlos ellos también? Se preocupa por las formas y los discursos de la música más popular ligadas a lo efímero y a la atención que sólo dura 15 segundos en una historia de Instagram, pero rescata que hay cosas interesantes. “Me hice fan del trap en español medio en joda, pero nunca es joda”, cuenta antes de confesar que es fan de Yung Beef y La Zowi. “De acá rescato a Dillom, Muerejoven, Saramalacara y todo su sello. Yo veo a Bohemian Groove y siento que es como Laptra al principio: un grupo de pibes que son amigos y hacen movidas y aprovechan que uno es famoso como para mover todo lo demás. Me super identifico con esa parte de la escena que tiene esa lógica”. De las bandas nuevas con las que tiene más cercanía musical también nombra varias: Nenagenix, Winona Riders, Mujer Cebra, Todas las Anteriores, Plenamente y WRRN.

No menciona mucho el futuro de Laptra. Sus expectativas con este festival es pasar un buen momento, le reconforta y emociona la idea que hay gente esperando por este festival que es más que música, es un emblema de cómo hacer las cosas de manera independiente, “de hacer una praxis” dice él. “Yo no sé si a mí me interesaba tocar la guitarra cuando empecé, me interesaba la música como un medio para sociabilizar y como espacio para crear ideas de futuro. Por eso vos vas a ver dentro de Laptra no sólo gente que hace música si no que hay gente que se dedica a diferentes ramas de las artes y del discurso social, ahí está lo que más me interesa”.

Después de dos décadas de tocar en vivo y editar numerosas bandas en el sello, entiende que su trayectoria como músico y productor es “una carrera más de resistencia que de velocidad. Que el sello haya estado veinte años y que haya bandas que hace veinte años que estamos sacando discos y nos la ingeniamos para sacarlos nosotros, no es que tenemos un gran dinero detrás”. No se trata de llegar antes que el otro si no de resistir y perseverar, pero sobre todo de inventar herramientas para crear una escena donde sus canciones puedan ser puestas en valor y crear un mundo nuevo. Otra forma de consumir y crear arte es posible y Laptra lo demuestra.

El festival que se llevará a cabo en el Konex este fin de semana y donde se presentarán Las Ligas Menores, Hojas por el Barrio, Santi Motorizado, Bestia Bebé, 107 Faunos, Nina Suárez y más, nace de la misma casualidad y ganas de encontrarse que en el 2011, “nos llamaron porque había una fecha libre y sentimos que era el momento, hay gente que está esperando este festival y eso me pone contento”. 

Las entradas están disponibles acá.